La quimio te destruye, pero te salva la vida

La palabra cáncer da repelús. Si hay un diagnóstico que todos tememos es ese, más por el calvario que atraviesan los pacientes del oncólogo que por la enfermedad en sí, que hoy en día tiene una alta tasa de superación.

Cáncer hacer mucho que dejó de ser sinónimo de muerte, gracias en gran medida a los nuevos y sofisticados métodos de diagnóstico, a una mejor prevención y sobre todo a los tratamientos para combatirle.

Irónicamente, desde hace algún tiempo, proliferan cientos de cadenas advirtiendo sobre los peligros de la quimioterapia; llegando incluso a decir que esta es responsable de más muertes que la propia enfermedad. Para los que tenemos la sana costumbre de ejercitar el sentido crítico, esta afirmación nos chirría. Si a usted no, le invito a seguir leyendo.

Pero antes de desgranar este y otros mitos sobre el cáncer y las terapias para combatirlo, vamos a hacer un breve repaso de lo que es esta enfermedad:

El cáncer no es una enfermedad, es el nombre genérico para muchos tipos distintos. Dicho mal y pronto, el cáncer es un error en la división celular, dependiendo de su origen recibirá un nombre distinto, y un tratamiento distinto.

Cada una de nuestras células tiene una vida determinada, llegado cierto tiempo, esta se dividirá, dando lugar a dos nuevas células idénticas. Esto suele hacerse de forma muy organizada y controlada, casi todo el tiempo. En ocasiones, el ADN de la célula puede sufrir algún daño, que hará que esta se reproduzca de manera descontrolada y desorganizada, formando una masa denominada tumor.

Reproducción celular

Esquema de reproducción celular normal y tumoral

No todos los tumores son cancerosos: algunos simplemente forman una masa irregular que detiene su crecimiento en un momento dado, siendo muy fácil de extirpar. Sin embargo, algunos invaden otros tejidos o se diseminan por el cuerpo, produciendo lo que se denomina metástasis (1).

El gran problema para los médicos era cómo responder cuando el enemigo forma parte de uno mismo; es decir, cómo atacar a una parte del propio cuerpo sin dañar al resto. Porque a diferencia de una bacteria o un virus, una célula aunque esté dividiéndose de manera descontrolada sigue siendo parte del propio cuerpo.

La primera idea surgió, curiosamente, de algo usado no para salvar vidas, sino para quitarlas: el gas mostaza (2).

Durante la Segunda Guerra Mundial, algunos científicos notaron que varias personas que habían sido expuestas accidentalmente a este gas, tenían un número significativamente bajo de glóbulos blancos; células que se dividen a un ritmo muy rápido, al igual que las células cancerígenas. Decidieron probarlo con enfermos muy graves de linfomas, y el resultado fue que mostraron una notable mejoría, aunque esta fue temporal. Como cura, el gas mostaza era terrible, pero dio una idea bastante clara de cómo atacar a esta enfermedad.

Aunque la quimioterapia de hoy en día dista mucho de aquel primer experimento, sigue un principio similar: atacar a las células que se dividen a un ritmo anormalmente rápido. Los oncólogos cuentan con cerca de 100 fármacos distintos, que usan solos o combinados con otros, y usualmente para facilitar la cirugía (reduciendo el tamaño del tumor)(3) o eliminando los restos de estas células que hayan podido quedar luego de esta.

La quimioterapia tiene un serio inconveniente: esta no puede detectar la diferencia entre las células en reproducción de los tejidos normales y las células del cáncer. Esto significa que las células normales también son dañadas. Esto es lo que causa los temidos efectos secundarios.

Por lo general, la quimio atacará a las células de rápida división, como células sanguíneas o de la médula ósea, células de los folículos pilosos o células del recubrimiento del tracto digestivo entre otras. Esto causa caída del cabello, inmunodeficiencia y nauseas, vómitos, dolores y trastornos digestivos.

Aunque los autores de estos bulos se afanen en negarlo, los médicos son plenamente conscientes de estos efectos, y junto a la quimioterapia, incluyen medicamentos para paliar estos síntomas. La quimio es terriblemente tóxica, porque su misión es destruir células, y por desgracia no con tanta precisión como se desea.

Exageraciones y alarmas que circulan por la red

Aún siendo cierto, es preferible vivir con daños en el riñón o en el hígado que morir por tragarnos todo lo que leemos en internet.

Aunque estos mensajes traten de hacernos creer que la quimioterapia se aplica a la ligera, tanto la combinación de los fármacos como su dosis son estrictamente vigiladas por los médicos. Existen protocolos muy estrictos a este respecto. Cualquiera que afirme lo contrario es porque desconoce cómo funcionan estos protocolos, como el autor de esta viñeta.

ALTERNATIVAS:

Gran parte de estos mensajes no se limitan en desprestigiar a la quimioterapia como herramienta terapéutica, sino además, proponen alternativas como una dieta libre de leche, de carnes rojas o completamente vegana.

Recientes estudios en epigenética (rama de la genética que se dedica a estudiar  patrones de expresión de genes que no vienen determinados por la secuencia genética) afirman que una alimentación equilibrada puede ayudar a prevenir o retrasar la aparición de muchos tipos de cáncer, sin embargo, una vez que esta enfermedad se ha presentado, renunciar a los tratamientos es una idea absurda y descabellada. Cambiar de dieta suele ser una buena idea, pero siempre siguiendo los lineamientos del médico y como complemento a las terapias que él/ella considere oportunas.

Siempre tengo en mente algo que Mauricio-José Schwarz explica estupendamente en su blog El retorno de los charlatanes: “Por cada personaje famoso que ha dejado la vida en manos de charlatanes que les esquilmaron vilmente mientras fingían curarles el cáncer, como Steve McQueen o Andy Kauffman, tenemos cada vez más personas que sabemos que vencieron un cáncer con el conocimiento de la investigación científica real, como Michael Douglas, Luz Casal, Lance Armstrong, Robert De Niro o Kylie Minogue”.

CONSPIRACIONES FARMACEUTICAS

Las farmacéuticas son compañías multinacionales que mueven muchísimo dinero, y como todas las multinacionales millonarias no están exentas de polémicas y prácticas despreciables. Todas las compañías fabricantes de medicamentos compiten de manera encarnizada por desarrollar y patentar un nuevo producto mejor que lo que se conoce actualmente. Poner de acuerdo a miles de farmacéuticas para evitar desarrollar nuevos fármacos es como tratar de poner de acuerdo a TODOS los políticos de Europa para que se nieguen a hacer una ley sobre política financiera.

Una compañía farmacéutica que desarrolle un medicamento contra el cáncer con menos efectos secundarios que los de ahora, tendrá el monopolio de la cura de esta enfermedad, al menos mientras dure la patente, ya que tanto médicos como pacientes optarán por esta terapia. Esto se traduciría en millones y millones de euros para el que lo desarrolle. Además, esa persona que antes moriría de forma segura, vivirá más tiempo, y consumirá otros medicamentos para otros males que probablemente sufrirá en un futuro. Matar a pacientes no es negocio, mantenerlos vivos y sanos sí.

Lejos de hacer un pacto secreto para no encontrar “la cura del cáncer”, las farmacéuticas luchan de manera encarnizadas por encontrar nuevos y mejores medicamentos, no solo contra ellas mismas, sino contra investigadores de universidades y centros públicos de todo el mundo. A veces da la sensación de que no se avanza en esta materia, pero con solo revisar datos de hace tan solo 10 años, nos damos cuenta de que el camino andando es enorme. (ver gráficos más abajo)

Miles de personas trabajan de forma incansable por reducir cada vez más el índice de mortalidad de esta enfermedad. Es una irresponsabilidad grosera y ruin por parte de los autores de estos bulos sembrar el miedo y la desconfianza, con datos falsos e inexactos, más aún cuando la intención es vender libros y dietas basadas en flores, plantas, brujerías y magia sin ninguna base científica y sin ningún estudio serio que lo respalde.

Medicina Pseudocientífica

Algunas personas afirman que las pseudomedicinas funcionan… quizá esto ayude a comprenderlo

Espero con todo lo antes expuesto haber sembrado al menos la duda en usted, y que recurra a los profesionales de la salud para aclarar cualquier incertidumbre que pueda tener al respecto. Como todos los seres humanos, habrá mejores y peores personas dentro del gremio médico, pero nadie estudia cerca de 10 años para dañar y hacer sufrir a sus pacientes.

Anexo: En estos gráficos podemos observar como la tasa de supervivencia a muchos tipos de cáncer tanto en hombres como en mujeres ha aumentado a lo largo de los años. Muchos a niveles extraordinarios, otros con un ligero repunte, pero todos con una tendencia al alza (4)

Supervivencia al cancer en mujeres

Tasa de supervivencia a distintos tipos de cáncer en mujeres.

Supervivencia al cáncer en hombres

Tasa de supervivencia a distintos tipos de cáncer en hombres.

Referencias:

(1) http://www.cancer.gov/espanol/cancer/que-es

(2) http://www.cancer.org/espanol/servicios/tratamientosyefectossecundarios/quimioterapia/fragmentado/principios-de-la-quimioterapia-analisis-exhaustivo-de-las-tecnicas-y-su-papel-en-el-tratamiento-contra-el-cancer-what-is-chemo

(3) http://www.cancer.org/espanol/servicios/tratamientosyefectossecundarios/quimioterapia/fragmentado/principios-de-la-quimioterapia-analisis-exhaustivo-de-las-tecnicas-y-su-papel-en-el-tratamiento-contra-el-cancer-how-chemo-works

(4) http://tallcute.wordpress.com/2011/02/15/estamos-curando-el-cancer-de-verdad/

 

Artículo publicado en www.sierranortedigital.comhttp://sierranortedigital.com/portada/2013/12/14/la-quimio-te-destruye-pero-te-salva-la-vida/

Anuncios

8 Respuestas a “La quimio te destruye, pero te salva la vida

  1. Conozco casos de personas que cuando se enteraron que su familiar tenía cancer optaron por medicina natural tratamientos que encontraron en la web y el paciente empeoró…teniendo que llevar al hospital al paciente muy mal y a la primera quimioterapia el paciente mejoró, camina y come …y espero que viva muchos años mas

  2. todos los que conozco “cogidos a tiempo” y con tratamiento de quimio han fallecido, con una calidad de vida deplorable por culpa del tratamiento. La quimioterapia destruye todos los órganos: riñón, higado, corazón, etc y te deja sin fuerzas para poder luchar contra la enfermedad. No sé de ningún médico que le haya recomendado a los enfermos dieta adecuada, deporte y llevar una vida sana. Todo lo arreglan con esta medicina que está enriqueciendo a unos cuantos capos de la salud (enfermedad) mundial.

  3. Solo opino de un lugar , muy aislado como asistecia al paciente con cancer y diverso tipos, y he visto muchos caso diferentes .y me he convencido que en el osteosarcoma no tomada a tiempo tanto en cirugía y quimioterapia no hay chance y es terrible el dolor..

  4. E buscado en Internet y nadie a sobrevivido a la quimo terapia. La quimioterapia los mataron.

    • Si, todos al final morimos, es lo que tiene estar vivo… pero fíjate, conozco de primera mano a 3 personas que han sobrevivido a un cáncer y a la quimioterapia… vaya suerte no?

    • No, en realidad tienen un 100% de probabilidad de morir, como los que no pasan por la quimioterapia. La realidad es que el porcentaje de gente que sobrevive al cáncer gracias a la quimioterapia y a la radioterapia es cada vez mayor.

  5. Pingback: MITOS y FRAUDES·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s