Un grupo del IAC de Canarias descubre una de las galaxias más jóvenes del universo

Fuente: iac.es / Imagen: iac.es

Un grupo internacional de investigadores liderados por el equipo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y de la Universidad de La laguna (ULL), han descubierto una de las galaxias más distantes conocidas hasta la fecha dentro del cúmulo de galaxias Abell 2744.

Esta galaxia, bautizada como Abell2744_Y1 es 30 veces más pequeña que la Vía Láctea, y se encuentra aproximadamente a 13.600 millones de años luz, “casi al borde del universo observable”, explican desde el  IAC

“Desde la Tierra, vemos cómo fue esta galaxia 650 millones de años después del Big Bang. Su luz ha viajado por el Universo unos 13.000 millones de años, siendo una de las galaxias más brillantes descubiertas en esas épocas cósmicas tan jóvenes” explican los investigadores.

Para este análisis fue necesaria la colaboración de dos centros franceses (Institut de Recherche en Astrophysique et Planétologie de Toulouse y Centre de Recherche Astrophysique de Lyon), dos suizos (Universidad de Ginebra y École Polytechnique Federal de Lausanne) y la Universidad de Arizona, en EEUU, además del uso coordinado de los telescopios espaciales Hubble y Spitzer.

Nuevas Fronteras

Este descubrimiento es uno de los primeros que arroja el proyecto “HST Frontier Fields” (Campos Frontera del Hubble), un programa que, coordinando los tres telescopios espaciales más potentes del mundo -el Hubble, el Spitzer y el Chandra- pretende escudriñar lo mas profundo del universo observable, centrándose en seis cúmulos de galaxias que se usarán como lentes gravitacionales, ampliando la débil luz de las galaxias de fondo: “Esto permitirá estudiar por primera vez galaxias más débiles y más pequeñas en los primeros mil millones de años del Universo”.

“Basándose en la Teoría de la relatividad de Einstein, la gravedad de este cúmulo de galaxia desviará y concentrará la luz de las galaxias del fondo, por lo que estos telescopios contarán con una superficie colectora cientos de veces mayor”.

Nicolas Laporte, investigador post-doctoral en el IAC, explica que en esta oportunidad la suerte estuvo de su lado, ya que la imagen de Abell2744_Y1 se encontraba al borde de la imagen, donde la luz apenas ha sido amplificada.

Publicado en la sección Ciencia al Día de http://www.eldiadezamora.es

Ciencia al Día 197

Ciencia al Día, espacio de divulgación y actualidad científica de El Día de Zamora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s